¿Por qué hay que curar los mates argentinos? Descubre cómo curar diferentes tipos de mates


¡Bienvenidos al blog de comidas argentinas! En este artículo, vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de los mates argentinos y descubrir por qué es importante curarlos. Te enseñaremos cómo curar diferentes tipos de mates, desde los de madera de algarrobo hasta los de calabaza. Así que prepárate para sumergirte en esta tradición argentina y aprender todos los secretos para disfrutar de un buen mate.


¿Sabías que el proceso de curado de los mates es esencial para garantizar una experiencia de mate perfecta? Muchos se preguntan por qué hay que curar los mates argentinos y qué beneficios tiene este ritual. En este artículo, te revelaremos todas las respuestas. Además, aprenderás cómo curar un mate de madera de algarrobo y cómo se cura un mate de calabaza, dos materiales muy populares en Argentina. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué curar los mates argentinos?


Curar un mate no es simplemente una tradición vacía, sino que tiene fundamentos importantes. Cuando adquirimos un mate nuevo, es fundamental llevar a cabo este proceso para preparar el material y asegurar una experiencia de mate óptima. El curado permite eliminar impurezas, mejorar el sabor y prolongar la vida útil del mate. Así que, ¿por qué hay que curar los mates argentinos? Veamos algunas razones clave:

  1. Eliminación de impurezas: Los mates, especialmente los de calabaza y madera de algarrobo, pueden contener polvo, residuos o sabores no deseados. Al curarlos, se eliminan estas impurezas, asegurando que disfrutes de un mate puro y limpio.
  2. Mejora del sabor: El curado permite que el material del mate absorba los sabores naturales de la yerba mate y se impregne de ellos. Con cada mate que tomes, el sabor se intensificará y se enriquecerá, brindándote una experiencia única.
  3. Durabilidad del mate: Al curar un mate, se hidrata y fortalece el material, prolongando su vida útil. Esto es especialmente importante en los mates de calabaza y madera de algarrobo, que pueden deteriorarse si no se les brinda el cuidado adecuado.

¿Cómo curar un mate de madera de algarrobo?


Si has elegido un mate de madera de algarrobo, necesitarás seguir algunos pasos para curarlo correctamente. Sigue esta sencilla guía:

  1. Limpieza inicial: Antes de comenzar, asegúrate de limpiar el mate con agua caliente y un cepillo suave. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo o partícula de polvo.
  2. Rellena el mate: Llena el mate con yerba mate hasta aproximadamente tres cuartos de su capacidad. Deja que repose durante 24 horas para que la madera absorba la humedad de la yerba.
  3. Vacía el mate: Pasadas las 24 horas, vacía la yerba y enjuaga el mate con agua caliente. Repite este proceso de llenado y vaciado durante al menos una semana, cambiando la yerba cada vez.
  4. Primer uso: Después de completar el proceso de curado, tu mate de madera de algarrobo estará listo para ser usado. Disfruta de un delicioso mate y notarás cómo el sabor mejora con cada cebada.

¿Cómo se cura un mate de calabaza?


Los mates de calabaza también requieren un proceso de curado específico. Aquí te mostramos cómo hacerlo:

  1. Preparación inicial: Antes de comenzar, retira la pulpa de la calabaza y enjuágala con agua caliente. Asegúrate de eliminar cualquier residuo de pulpa o semillas.
  2. Llenado del mate: Llena el mate con yerba mate hasta el borde, sin taparlo. Agrega agua caliente y déjalo reposar durante 24 horas. Esto ayudará a ablandar la calabaza y permitir que absorba la humedad.
  3. Vaciar y raspar: Pasado el tiempo de reposo, vacía el mate y utiliza una cuchara o utensilio similar para raspar suavemente las paredes internas de la calabaza. Esto eliminará el exceso de pulpa y ayudará a mejorar la absorción de la yerba.
  4. Segundo llenado: Rellena nuevamente el mate con yerba mate, sin taparlo, y agrega agua caliente. Deja reposar durante 12 horas. Repite este proceso una vez más antes de comenzar a usarlo.
  5. Últimos pasos: Luego del segundo llenado, enjuaga el mate con agua caliente y déjalo secar completamente. ¡Tu mate de calabaza estará listo para ser utilizado!


Curar un mate argentino es un paso esencial para disfrutar de una experiencia auténtica y deliciosa. Ya sea que hayas elegido un mate de madera de algarrobo o de calabaza, siguiendo los pasos adecuados podrás preparar tu mate correctamente y asegurarte de que esté en óptimas condiciones.

Recuerda que el curado elimina impurezas, mejora el sabor y prolonga la vida útil de tu mate. Así que, ¡no te saltes este importante paso! Disfruta de tu mate argentino curado y comparte esta tradición con amigos y familiares. ¡Salud!

Esperamos que este artículo te haya brindado toda la información que necesitas sobre por qué hay que curar los mates argentinos y cómo curar diferentes tipos de mates. ¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Dejá un comentario