TOP 50 Comidas Argentinas Desconocidas para la Mayoría del Mundo

Argentina es conocida por su deliciosa carne asada, sus famosos cortes de carne y su pasión por el fútbol. Sin embargo, la gastronomía argentina es mucho más que eso. Hay una amplia variedad de platos y sabores tradicionales que son desconocidos para la mayoría del mundo. En este artículo, exploraremos algunas de las comidas argentinas menos conocidas pero igualmente deliciosas. Prepárate para descubrir los sabores únicos y sorprendentes que ofrece la cocina argentina.

1. Locro:

El locro es un plato tradicional argentino, especialmente popular durante los meses más fríos. Es una especie de guiso espeso hecho con maíz, carne de cerdo, chorizo, zapallo (calabaza), porotos (judías) y especias. La clave para un buen locro es cocinarlo a fuego lento durante horas, lo que permite que los sabores se fusionen y se vuelvan más intensos. Se sirve caliente y se suele acompañar con un trozo de pan.

2. Humita:

La humita es un plato típico de Argentina que consiste en una mezcla de choclo (maíz tierno), cebolla, ají, y queso envuelta en una hoja de maíz y cocida al vapor. Es similar a una especie de tamal, pero con un sabor distintivo. Las humitas se pueden comer solas o acompañadas de una salsa de tomate.

3. Empanadas salteñas:

Las empanadas son ampliamente conocidas en Argentina, pero las empanadas salteñas tienen un sabor especial y son originarias de la región de Salta, en el noroeste del país. Estas empanadas se caracterizan por su masa fina y crujiente, y están rellenas de carne de res picada, cebolla, huevo duro y especias. Se hornean hasta que estén doradas y se sirven calientes.

4. Chipá:

El chipá es un pan de queso tradicional de la región del nordeste de Argentina, conocida como el Litoral. Está hecho con harina de mandioca (yuca), queso rallado, huevos y grasa de cerdo. La combinación de ingredientes le da a este pan un sabor único y una textura suave y elástica. Se suele servir caliente y se puede disfrutar solo o con una taza de mate.

5. Carbonada:

La carbonada es un guiso lleno de sabores que se prepara con carne de res, zapallo (calabaza), cebolla, zanahorias, maíz y papas. Se cocina a fuego lento durante varias horas para que los ingredientes se mezclen y se ablanden. La carbonada es un plato sustancioso y reconfortante, ideal para los días fríos de invierno.

6. Provoleta:

La provoleta es un queso provolone asado a la parrilla. Se sazona con orégano y se derrite lentamente hasta que adquiere una textura suave y cremosa por dentro y una capa dorada y crujiente por fuera. Se sirve caliente y se disfruta acompañada de pan.

7. Tarta pascualina:

La tarta pascualina es un clásico de la cocina argentina que tiene sus raíces en la gastronomía italiana. Consiste en una masa hojaldrada rellena de acelga, cebolla, huevos y queso rallado. Se hornea hasta que la masa esté dorada y crujiente, y se sirve caliente o a temperatura ambiente. Es una opción popular para disfrutar en ocasiones especiales o como plato principal en almuerzos o cenas familiares.

8. Rabas:

Las rabas son un plato de origen italiano que se ha convertido en una delicia muy popular en Argentina, especialmente en la costa atlántica. Consisten en aros de calamar rebozados y fritos hasta que estén dorados y crujientes. Se suelen servir acompañadas de una salsa tártara y son una excelente opción para disfrutar junto al mar.

9. Sopa paraguaya:

A pesar de su nombre, la sopa paraguaya es un plato típico del norte de Argentina, en la región del Gran Chaco. Es una especie de pan hecho con harina de maíz, cebolla, queso y grasa de cerdo. Se hornea hasta que adquiere una consistencia similar a la de un bizcocho. A pesar de su nombre, no es una sopa en sí, sino más bien un pan que se suele servir como acompañamiento en comidas tradicionales.

10. Dulce de batata y membrillo:

El dulce de batata y el dulce de membrillo son dos clásicos de la repostería argentina. Estos dulces se elaboran a partir de batatas y membrillos, respectivamente, cocidos con azúcar hasta obtener una consistencia suave y dulce. Se suelen cortar en rodajas y se sirven como postre acompañados de queso, creando una combinación perfecta de sabores dulces y salados.

11. Alfajor santafesino:

El alfajor es un dulce muy popular en Argentina, pero el alfajor santafesino es una variante menos conocida. Originario de la provincia de Santa Fe, este alfajor se compone de dos galletas de maicena unidas por un dulce de leche espeso y espolvoreadas con coco rallado. Es una verdadera delicia para aquellos que disfrutan de los sabores dulces y cremosos.

12. Budín de pan:

El budín de pan es un postre clásico y reconfortante que se encuentra en la mayoría de los hogares argentinos. Se prepara con pan viejo remojado en leche, azúcar, huevos, pasas de uva y esencia de vainilla. Se hornea hasta que la superficie esté dorada y se sirve caliente o frío. Es una excelente manera de aprovechar el pan sobrante y disfrutar de un postre delicioso y económico.

13. Pasta frola:

La pasta frola es una tarta de masa quebrada rellena de dulce de membrillo o dulce de batata. La masa se extiende en una fuente de tarta, se agrega el dulce elegido y se forma un enrejado con tiras de masa por encima. Se hornea hasta que la masa esté dorada y crujiente. Es un postre clásico de las tradiciones culinarias argentinas y es muy apreciado en ocasiones especiales como cumpleaños o fiestas.

14. Flan casero:

El flan casero es un postre muy popular en Argentina y se encuentra en la mayoría de los menús de los restaurantes. Se prepara con huevos, leche, azúcar y esencia de vainilla. La mezcla se cocina a fuego lento en un molde con caramelo líquido hasta que cuaje. Se sirve frío, y su textura suave y cremosa lo convierte en un final perfecto para cualquier comida.

15. Chocotorta:

La chocotorta es un postre argentino sencillo pero delicioso que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Se prepara con galletas de chocolate tipo “Chocolinas” o “Oreo” y se intercalan con una crema de dulce de leche y queso crema. Se deja reposar en la nevera durante varias horas hasta que las galletas se ablanden y adquieran una textura similar a la de un pastel. Es un postre fácil de hacer y muy adictivo.

16. Arroz con leche:

El arroz con leche es otro postre clásico y reconfortante que se encuentra en la mayoría de los hogares argentinos. Se cocina arroz con leche, azúcar, leche, canela y cáscara de limón hasta que el arroz esté tierno y la mezcla se haya espesado. Se sirve caliente o frío, y se puede espolvorear con canela molida para realzar el sabor.

17. Dulce de leche:

El dulce de leche es una delicia argentina conocida en todo el mundo. Se prepara cocinando leche con azúcar a fuego lento hasta que adquiere una consistencia espesa y un color caramelo. Se utiliza en una amplia variedad de postres y dulces argentinos, como alfajores, pastelitos y panqueques. Su sabor dulce y cremoso es irresistible para los amantes del caramelo.

18. Torrontés:

Argentina es famosa por su producción de vinos, y el Torrontés es una variedad única y poco conocida a nivel internacional. Es un vino blanco aromático, con notas florales y frutales, originario de la región de Salta. Se caracteriza por su frescura y ligereza, y es un excelente maridaje para platos de pescado, mariscos o comidas picantes.

19. Fernet con Coca:

El Fernet con Coca es una bebida alcohólica muy popular en Argentina, aunque desconocida para muchos fuera del país. Se trata de una mezcla de Fernet, un licor amargo de hierbas, y Coca-Cola. Esta combinación puede parecer extraña a primera vista, pero se ha convertido en una bebida emblemática en la cultura argentina y es muy apreciada por los argentinos. Se sirve en un vaso alto con hielo y una rodaja de limón, y se disfruta principalmente como aperitivo o como digestivo después de una comida copiosa.

20. Mate cocido:

El mate cocido es una variante caliente de la tradicional infusión de mate que se consume en Argentina. Se prepara utilizando yerba mate en saquitos o filtros individuales que se sumergen en agua caliente. Se sirve en una taza y se puede endulzar con azúcar o miel. Es una bebida reconfortante y con propiedades estimulantes, ideal para disfrutar en los días fríos de invierno.

21. Pizza a la parrilla:

Si bien la pizza es conocida en todo el mundo, la versión argentina tiene sus peculiaridades. La pizza a la parrilla se diferencia por su masa más gruesa y esponjosa, que se cocina en una parrilla en lugar de un horno tradicional. Además, los ingredientes suelen ser generosos y abundantes, destacándose la muzzarella y la salsa de tomate. Es común agregarles aceitunas, jamón, morrones y otras variedades de ingredientes. Es un plato muy popular en Argentina y se disfruta tanto en restaurantes como en puestos callejeros.

22. Helado argentino:

El helado argentino es reconocido mundialmente por su calidad y variedad de sabores. Se caracteriza por tener una textura cremosa y un sabor intenso. Los helados artesanales son muy populares en Argentina, y es común encontrar heladerías con una amplia gama de sabores innovadores, desde los clásicos como dulce de leche y chocolate, hasta opciones más exóticas como maracuyá, menta granizada o sambayón. El helado argentino es un verdadero deleite para el paladar y una experiencia que no debe perderse.

23. Café con medialunas:

La costumbre de disfrutar de un buen café con medialunas es parte de la cultura argentina. Las medialunas son una especie de croissant de masa dulce y mantecosa, que se sirven calientes y recién horneadas. Son el acompañamiento perfecto para un café con leche o un cortado por la mañana, y se pueden encontrar en casi todas las cafeterías y panaderías de Argentina.

24. Licuado de batata:

El licuado de batata es una bebida dulce y nutritiva que se consume principalmente en invierno. Se prepara cociendo batatas hasta que estén tiernas, y luego se licuan con leche, azúcar y esencia de vainilla. El resultado es un licuado cremoso y reconfortante, ideal para disfrutar como merienda o postre.

25. Torta Rogel:

La torta Rogel es un postre argentino de origen francés que se ha convertido en un clásico de la repostería argentina. Consiste en capas finas de masa hojaldrada intercaladas con dulce de leche. Se suele cubrir con merengue italiano y se decora con hilos de dulce de leche o crema chantilly. Es una torta elegante y sofisticada que se sirve en ocasiones especiales como cumpleaños, bodas o celebraciones familiares.

26. Suprema Maryland:

La Suprema Maryland es un plato tradicional de la gastronomía argentina que combina ingredientes salados y dulces. Consiste en una pechuga de pollo empanizada y frita, que se sirve acompañada de puré de papas y rodajas de banana fritas. La combinación de sabores y texturas crea una experiencia culinaria única y sorprendente.

27. Matambre a la pizza:

El matambre a la pizza es una deliciosa combinación de dos platos muy populares en Argentina: el matambre y la pizza. El matambre, que es una carne de vaca fina y tierna, se rellena con ingredientes clásicos de la pizza como muzzarella, tomate, jamón y aceitunas. Luego se cocina a la parrilla o al horno hasta que esté tierno y dorado. Es un plato sabroso y contundente que suele compartirse en reuniones y asados.

28. Budín de calabaza:

El budín de calabaza es un postre tradicional argentino que destaca por su sabor dulce y suave. Se prepara utilizando calabaza rallada, azúcar, huevos, harina y esencia de vainilla. La mezcla se hornea hasta obtener una textura húmeda y esponjosa. Se puede disfrutar tanto caliente como frío, y es una opción popular durante la temporada de calabazas en otoño.

29. Choripán:

El choripán es un clásico de la comida callejera argentina. Consiste en un chorizo a la parrilla servido en un pan crujiente. El chorizo se cocina lentamente en la parrilla, lo que le da un sabor ahumado y jugoso. Se suele acompañar con chimichurri, una salsa a base de aceite, vinagre, ajo y especias. El choripán es un bocado rápido y delicioso que se disfruta en eventos deportivos, ferias y asados al aire libre.

30. Pizza de cancha:

La pizza de cancha es una variante particular de la pizza que se encuentra comúnmente en los estadios de fútbol argentinos. Se caracteriza por tener una masa gruesa y esponjosa, cubierta con abundante queso muzzarella y salsa de tomate. Es una opción rápida y sabrosa para disfrutar durante los partidos de fútbol y es parte integral de la experiencia futbolística argentina.

31. Empanada árabe:

Si bien las empanadas son conocidas en todo el mundo, las empanadas árabes son una variante menos conocida y muy sabrosa. Estas empanadas tienen su origen en la influencia de la comunidad árabe en Argentina. Se caracterizan por tener una masa más fina y su relleno está compuesto por carne de cordero condimentada con especias como comino, canela y pimienta de Aleppo. Son una opción deliciosa y diferente para disfrutar como aperitivo o como plato principal.

32. Ñoquis del 29:

Los ñoquis del 29 son una tradición culinaria muy arraigada en Argentina. Se dice que los días 29 de cada mes, especialmente el 29 de cada mes, es costumbre comer ñoquis para atraer la buena fortuna y la prosperidad. Los ñoquis son una pasta hecha a base de papa y harina, que se sirve con salsa de tomate o con una variedad de salsas como bolognesa o pesto. Esta tradición se remonta a la época de la inmigración italiana y es una forma divertida de reunirse con amigos y familiares para disfrutar de este plato tradicional.

33. Pionono:

El pionono es un postre muy popular en Argentina, pero puede ser desconocido para muchos en otras partes del mundo. Consiste en una masa fina y esponjosa de bizcochuelo que se enrolla con dulce de leche, crema o mermelada. Puede estar cubierto con azúcar impalpable o chocolate rallado. El pionono es un postre versátil que se puede encontrar en diferentes variantes y sabores, y es una opción deliciosa para compartir en ocasiones especiales.

34. Ensalada de palmitos:

La ensalada de palmitos es una opción refrescante y exquisita para los amantes de las ensaladas. Los palmitos son el brote tierno y comestible de ciertas especies de palmeras y tienen un sabor suave y delicado. Se suelen combinar con lechuga, tomate, aceitunas y aderezo de limón o vinagreta. Es una ensalada ligera y nutritiva que se puede disfrutar como entrada o como acompañamiento para platos principales.

35. Sorrentinos:

Los sorrentinos son una variedad de pasta rellena similar a los raviolis, pero de tamaño más grande. Se caracterizan por tener forma redonda y están rellenos de una mezcla de carne, espinacas y queso, entre otros ingredientes. Se suelen cocinar en agua hirviendo y se sirven con salsa de tomate, salsa blanca o una combinación de ambas. Los sorrentinos son un plato abundante y sabroso que se disfruta en ocasiones especiales o como opción principal en las mesas argentinas.

36. Buñuelos de espinaca:

Los buñuelos de espinaca son una opción deliciosa y saludable para disfrutar como aperitivo o guarnición. Se preparan mezclando espinacas picadas con una masa a base de harina, huevo y condimentos. La mezcla se fríe en aceite caliente hasta que los buñuelos estén dorados y crujientes. Son una opción vegetariana popular y una forma sabrosa de incluir verduras en la dieta diaria.

37. Empanada de humita:

La empanada de humita es una variante de las empanadas argentinas que tiene un relleno de humita. La humita es una preparación tradicional a base de choclo (maíz tierno), cebolla, pimiento rojo, y queso. Esta mezcla se cocina con condimentos como comino y pimentón, y se utiliza como relleno para las empanadas. El resultado es una empanada dulce y salada al mismo tiempo, con un sabor único y delicioso.

38. Pastel de papas:

El pastel de papas es un plato gratinado y reconfortante que se encuentra en la gastronomía argentina. Consiste en capas de puré de papas intercaladas con carne picada o desmenuzada, cebolla y condimentos. Se gratina en el horno hasta que se forme una costra dorada en la parte superior. Es un plato abundante y sabroso que se suele servir como plato principal en ocasiones especiales.

39. Revuelto gramajo:

El revuelto gramajo es un plato típico de la cocina porteña de Buenos Aires. Consiste en una mezcla de papas fritas, jamón, cebolla y huevo revuelto. Se cocina todo junto en una sartén hasta que los ingredientes estén bien integrados. Es un plato contundente y sabroso que suele disfrutarse como plato único acompañado de pan.

40. Polenta con tuco:

La polenta con tuco es un plato sencillo pero lleno de sabor. La polenta, que es una preparación a base de harina de maíz, se cocina y se sirve con una salsa de tomate conocida como tuco. El tuco puede llevar carne picada, cebolla, ajo y condimentos como orégano y laurel. Es un plato caliente y reconfortante que se disfruta en los días fríos de invierno.

41. Chocotorta:

La chocotorta es un postre argentino muy popular y fácil de preparar. Consiste en una combinación de galletitas de chocolate, dulce de leche y crema de queso. Se alternan capas de galletitas mojadas en café o leche con capas de dulce de leche y crema de queso batida. Se deja enfriar en la nevera hasta que las capas se unan y se forme una textura suave y cremosa. La chocotorta es un postre muy querido en Argentina y se sirve en cumpleaños, fiestas y reuniones familiares.

42. Budín de pan:

El budín de pan es un postre clásico en la gastronomía argentina. Se prepara con pan viejo o seco, remojado en una mezcla de leche, huevos, azúcar y esencia de vainilla. También se le pueden añadir pasas de uva o frutas secas. Luego se hornea hasta que adquiera una textura suave y dorada. Se puede disfrutar tanto caliente como frío, y es un postre reconfortante que se sirve con dulce de leche, crema batida o salsa de caramelo.

43. Tarta Pascualina:

La tarta Pascualina es una tarta salada de origen italiano que se ha popularizado en Argentina. Se prepara con masa hojaldrada y está rellena de acelga, cebolla, huevos y queso rallado. El relleno se cocina y se coloca sobre la masa, luego se cubre con otra capa de masa y se hornea hasta que esté dorada. Es un plato tradicionalmente asociado con la Semana Santa, pero se disfruta durante todo el año. La tarta Pascualina es versátil y se puede servir como plato principal, como parte de un brunch o como opción en una mesa de fiambres.

44. Tortilla de acelga:

La tortilla de acelga es un plato saludable y sabroso que se encuentra en la cocina argentina. Se prepara mezclando acelga cocida y picada con huevo batido y condimentos. La mezcla se cocina en una sartén hasta que se cuaje y adquiera una consistencia firme. La tortilla de acelga se puede disfrutar caliente o fría, y es una opción popular para una comida ligera o como parte de un almuerzo o cena.

45. Budín de batata:

El budín de batata es un postre dulce y delicioso que se elabora con batatas, azúcar, huevos y especias como canela y nuez moscada. La batata se cocina y se machaca hasta obtener una textura suave, luego se mezcla con el resto de los ingredientes y se hornea hasta que esté firme. Es un postre aromático y reconfortante, perfecto para acompañar una taza de té o café.

46. Fainá:

El fainá es una especie de pan plano o torta hecha a base de harina de garbanzo. Es originario de la región de Liguria en Italia, pero se ha popularizado en Argentina, especialmente en la ciudad de Buenos Aires. Se cocina en horno de piedra y se corta en porciones triangulares. Se suele servir como acompañamiento de la pizza, y su textura crujiente por fuera y suave por dentro lo convierten en una combinación deliciosa.

47. Ensalada Waldorf:

La ensalada Waldorf es una ensalada fresca y nutritiva que lleva el nombre del famoso hotel Waldorf Astoria en Nueva York. Aunque su origen no es argentino, se ha vuelto muy popular en el país. Está compuesta por manzanas picadas, apio, nueces y mayonesa. Es una opción refrescante y versátil que se puede disfrutar como entrada o como acompañamiento para platos principales.

48. Pollo al disco:

El pollo al disco es un plato tradicional de la cocina argentina que se prepara en un utensilio de cocina conocido como “disco de arado”. Se trata de una especie de sartén grande y redonda que se coloca sobre el fuego o las brasas. El pollo se corta en trozos y se cocina en el disco junto con cebolla, pimientos, tomate y condimentos. El resultado es un pollo jugoso y lleno de sabor, con un toque ahumado característico. Es un plato muy popular en los asados y reuniones al aire libre.

49. Sopa paraguaya:

A pesar de su nombre, la sopa paraguaya es en realidad un pan de maíz muy popular en la región de la Mesopotamia argentina. Se elabora con harina de maíz, queso rallado, cebolla, grasa de cerdo y huevos. La mezcla se hornea hasta que adquiera una textura crujiente por fuera y suave por dentro. A pesar de llamarse “sopa”, no se trata de una sopa líquida, sino más bien de una especie de panificado. Es un plato tradicional y sabroso que se puede disfrutar como acompañamiento o como plato principal en una comida ligera.

50. Pastelitos:

Los pastelitos son una especie de empanada dulce muy popular en Argentina. Se preparan con una masa similar a la de las empanadas, pero se rellenan con dulce de membrillo, dulce de batata o dulce de leche. La masa se fríe en aceite caliente hasta que esté dorada y crujiente, y se espolvorea con azúcar impalpable. Los pastelitos son una delicia típica de las fiestas patrias como el 25 de Mayo o el 9 de Julio, pero también se disfrutan durante todo el año como merienda o postre.

Dejá un comentario